domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº627
Gaceta Fueguina » Nacionales » 9 jun 2019

Nacionales

El presidente de Cáritas destruyó a Macri: “La cena pasó a ser un recuerdo"

En reportaje con Roberto Navarro,monseñor Carlos Tissera fue durísimo con el Presidente. "La cena pasó a ser un recuerdo", aseguró. Lo dijo luego de que se difundió un informe que advierte que más del 51% de los chicos y chicas son pobres en Argentina.


TAGS: MACRI, CENA, CáRITAS

Gran preocupación generó el último informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina: la pobreza infantil llegó al 51,7%. Tras conocerse esta cifra, el presidente de Cáritas, monseñor Carlos Tissera, habló con Roberto Navarro en El Destape Radio. 

Bajo el lema "Compartir transforma vidas", la semana próxima se inicia la colecta anual de la entidad. En ese marco, el titular fue muy crítico con el contexto político actual y la creciente pobreza que provocó el modelo económico desde que Mauricio Macri ocupa la Casa Rosada. 

Tissera alertó sobre el aumento de la pobreza y el hambre entre los niños, de acuerdo al último informe de la UCA y subrayó los "problemas de alimentación" entre la población menor de edad. 

 "Vemos como han crecido en nuestros comedores la cantidad de niños que acuden. Pero ahora también son madres y abuelos", indicó Tissera.


-¿Qué es ser pobre acá en Argentina?

- Lo que se está viviendo en Argentina como en otros países de Latinoamerica es el empobrecimiento de la clase media. Y esto también perjudica a Cáritas porque muchos de los que ayudan son de clase media y no alta. La gente esta contando las moneditas y la ayuda es menos. Y eso lo podemos ver semana a semana, en las parroquias, donde también hay que afrontar pago de luz, gas y todas las cosas que vive cualquier hogar.

- ¿Hay hambre en el Conurbano?

- Y hay situaciones, donde por lo menos hay mala alimentación.

- ¿No hay hambre, entonces?

- Hay comidas salteadas, de niños, de familias. Las cenas han pasado a ser algo del recuerdo, porque la gente vive con eso que se come a la tardecita que ve en una comedor. Hay gente que la está pasando muy mal. Y se suma la desocupación. La changa ha aflojado.

- ¿Que le genera a usted ver la pobreza? ¿Lo enoja, lo entristece?

Esta desigualdad es la raíz de todo lo que estamos pasando, inclusive de las situaciones violentas. Es porque no hay políticas que vayan a una justicia social. Esa es la enseñanza de la Iglesia. No se trata de una colecta, no se arregla con limosnas. Hay que buscar políticas por el bien común y no hay bien común si no hay verdadera justicia social. Esa es la enseñanza básica de la Iglesia Católica.

- Juan Carr en 2013 dijo que habíamos llegado al hambre cero ¿Usted ve esos vaivenes, como que en algún momento el tema se solucionó?

- Es un objetivo a alcanzar pero me parece que hay lugares donde eso no se ha alcanzado. Comparado contra otras regiones del mundo puede ser que estemos mejor, pero hay que compararlo con la realidad de los recursos de la Argentina. Tendríamos que hablar de que las personas deberían tener para comer y para estudiar

- Usted es una persona formada, ¿por qué hay tanta pobreza en la Argentina?

Evidentemente la ambición desmedida de algunos no permiten que se vayan realizando procesos en donde hay una mayor participación y buena distribución de las riquezas: esto es una cuestión política que está en la conciencia de todos. No hay políticas con centro en la dignidad del ser humano. 

- ¿Qué es lo que está opinando el Papa Francisco de la situación de pobreza en Argentina?

- El Papa siempre nos invita a estar cerca de los que sufren. Desde nuestro lugar debemos tratar de estar acompañando a nuestra gente. Tenemos que alertar sobre esta pobreza que se siente y que tiene al mundo político como el principal responsable, pero es nuestra misión estar junto a los que sufren, como los pobres y los enfermos. No vamos a poder hacerlo solos, debemos estar unidos.

- ¿Usted dice que la unidad es una forma de dar una solución?

- Hay que buscar dejar de lado a veces las ambiciones individualistas y pensar en el país, en el pueblo y la gente. Sobre todo nosotros como cristianos debemos ver que el pobre es el mismo Cristo que nos está pidiendo ayuda.

- Me decía que las colectas empezaron a flaquear, porque la clase media que no la pasa bien ¿Le reclamaron al gobierno si puede suplir el problema de esas colectas?

- Como está en todo el país, Cáritas articula con el gobierno sobre planes y programas que tenemos. En este caso como soy obispo de Quilmes yo hablo con el gobierno provincial. Siempre pedimos más becas, no sólo en monto, si no también en la cantidad de becas. Pero el ministerio de Bienestar Social está limitado a un Presupuesto, así que viene de más arriba.

- ¿Y más arriba no pasó nada aún?


Yo creo que no hay tanta sensibilidad, pienso que toda la cuestión de presupuesto ha aumentado el monto de algunos planes sociales, pero la realidad es que la inflación está comiendo todo eso. Hay una falta de producción de trabajo que hace a la dignidad de un país y un pueblo. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS