martes 31 de enero de 2023 - Edición Nº1854
Gaceta Fueguina » Nacionales » 23 ene 2023

Factores que mejoran la calidad de vida de un paciente oncológico

La Dra. Verónica Baró, es la directora médica de LUCCAU, Lucha Contra el Cáncer Ushuaia, y columnista de FM Master’s donde destacó la importancia del acompañamiento y asistencia a los pacientes oncológicos durante el tratamiento de su enfermedad, como forma de sostener su calidad de vida.


Consideró que la detección temprana no solamente permitirá un mejor abordaje médico del cáncer, sino también ayudará a que esa calidad de vida no disminuya: “si se detecta temprano, los tratamientos son menos agresivos, menos intensivos, hay menos efectos colaterales y mejor calidad de vida” definió.

“Cada vez se da más importancia a la calidad de vida en la persona que tiene que vivir con cáncer, manteniendo todas sus funciones, su vida física, la alimentación, las relaciones sociales, la vida sexual, cómo a esa persona ayudarla a mantener su calidad de vida, eso es muy importante” señaló al respecto la Dra. Baró.

Mencionó lo que ocurre con algunas personas enfermas que, con la intención de proteger a su círculo íntimo del sufrimiento, demora el momento de comunicarlo: “cuando hay chicos o adolescentes, decirles es otro tema, cuando hay padres grandes, una persona de 60 años que tiene cáncer no quiere decirle a sus padres de 80. Todas esas cosas las hablamos mucho en el consultorio, son parte de nuestras consultas oncológicas y sería ideal siempre el acompañamiento desde la salud mental”.

También ha habido avances científicos comparativos entre personas que afrontan solas y aisladas el tratamiento, frente a otras que, aunque no sea familia, pero tiene un grupo social de contención, soporta los tratamientos de otra manera.

Mencionó la corriente psicológica llamada oncopsicología, y lamentó que en Ushuaia haya tan pocos profesionales que la ejercen, “porque no es lo mismo una terapia convencional a acompañar con la oncopsicología, se sabe que la enfermedad tiene distintas etapas, no es lo mismo cuando te hacen el diagnóstico, cuando estás en tratamiento o cuando tenés una recaída o cuando ya la enfermedad está muy avanzada y tenés que acompañar en lo que se llama fin de vida”.

El llamado cerco del silencio lo definió como lo que sucede en situaciones de enfermedad avanzada y fin de vida, y puede ser de cualquiera de las dos partes, del paciente o de la familia. “Hay familias que cuando se hace el diagnóstico y damos, lamentablemente, una mala noticia, no quieren que le digas a la persona que tiene el cáncer porque se va a deprimir más y se va a morir más rápido o va a intentar hacer algo en contra de su vida” ejemplificó.

Baró expresó que eso también se trabaja en el consultorio, porque el cerco del silencio “para algunas situaciones sirve y para otras no. Es parte del trabajo de la psicooncología y de cuidados paliativos cómo afrontar ese cerco del silencio”.

Su postura, en base a su amplia experiencia, es que “siempre conviene decir la verdad, porque con la verdad y con la información que tiene tanto el paciente como la familia se pueden tomar decisiones”.

El paciente, según explicó, tiene derecho a saber lo que lo que tiene, pero también tiene derecho a no saber, si lo pide, es también su derecho a no saber.

En cuanto al manejo de la información en temas tan delicados, “no la tiene que decir la familia, la dice el médico, es información médica que el médico puede decirle al paciente. Por eso es muy importante la relación médico-paciente”.

Esa relación conlleva una gran carga de horas de consultorio, “no son consultas cortas, son consultas más largas, donde justamente uno tiene espacios para la familia”, consignó finalmente la Dra. Verónica Baró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS